Comparte con amor

Un noventa por ciento de todas las visitas al médico están relacionadas con el estrés. Como el yoga en sí mismo es terapéutico, lo necesitamos practicar ahora más que nunca. Funciona para beneficiarnos física, emocional y mentalmente. Fundamentalmente, la curación (en cualquier nivel) solo puede tener lugar cuando estamos relajados.

Cuando tu  vida está en modo piloto automático, es fácil agotarse y caer en el estrés. La falta de cambio, hacer las mismas cosas una y otra vez simplemente reduce tu espíritu. Si te encuentras cada vez más inquieta/o y constantemente reaccionando en exceso en lugar de responder pacientemente, entonces eres un candidata/a  ideal para unas vacaciones mentales. No hay mejor lugar para hacer un descanso que ir a un retiro de yoga. Tómese un momento y pregúntate: ¿exhibes alguno de estos signos?

 

10 señales de que necesitas un retiro de yoga

 

Te sientes atada/o y cansada/a. Hay una ansiedad constante e hirviente que no te puedes sacudir. Esto es el resultado de sentirse exhausta/o e incapaz de relajarse. Parece que no puedes salir del síndrome de lucha o huida. Regularmente sientes que te estás quedando sin tiempo porque tu cerebro está a tope y la vida se acelera.

 

  1. El insomnio está tomando el control. Tiene problemas para dormir, ya sea para dormir o para quedarse dormido. Te despiertas cansada/o y has estado viviendo como si la fatiga fuera la nueva normalidad.
  2. Te sientes indecisa/o incluso con las decisiones más pequeñas.
  3. Estás reaccionando demasiado o tus respuestas que no son proporcionales con la situación.
  4. Estás distraída/o y te resulta difícil concentrarte en una cosa durante mucho tiempo.
  5. Te despiertas sintiéndote estresada/o.  Has perdido la capacidad de elegir el estrés inteligente en el que se controla la intensidad y la duración.
  6. No puedes recordar la última vez que te sentiste totalmente relajada/o.
  7. Quieres dejarlo todo pero te sientes paralizada/o a la hora de hacer un cambio en tu vida.
  8. Sigues usando frases como «Estoy demasiado ocupada/o» y / o «Me estoy quedando sin tiempo».
  9. Tienes un montón de vacaciones sin usar almacenadas en el trabajo.

 

Si alguien a quien quieres necesita unas vacaciones mentales, entonces asegúrate de recomendarle un retiro de yoga, ¡invítalos contigo! Los retiros de yoga son vacaciones libres de estrés donde la agenda se trata de promover la relajación, el rejuvenecimiento y la renovación.

Piensa  en unas vacaciones de yoga como el último botón de reinicio. ¿Por qué no programar uno hoy? Y recuerda que, como sugiere Hafiz, «ahora que todas tus preocupaciones han demostrado ser un negocio tan poco satisfactorio, ¿por qué no encontrar un trabajo mejor?».

Comparte con amor